28/6/17

Dos años en blogger y descanso indefinido

Pues sí, esta semana cumplo dos años por estos lares, aunque no lo parezca y he decidido tomarme un descanso, no sé si será temporal (ni cuanto tiempo ) o para siempre, más adelante os cuento el porqué.  

Dos años dan para mucho, dan para 63 reseñas, nada más y nada menos. Reseñas que han ido mejorando mucho desde aquel 30 de junio de 2015 en el que reseñé La heredera. Desde entonces ha habido reseñas para todos los gustos, algunas que no las han leído ni en mi casa y tienen unas 10 visitas, como la de We Were Liars (mi segunda reseña), y otras tienen más de de 250 visitas, como la de Arena roja o It Ends With Us. También ha habido entradas de otras de mis dos grandes pasiones, las series y el cine, y algunas de ellas han gustado mucho. 

Puedo decir que tras estos dos años estoy contenta, nunca pensé que sería capaz de llevar un blog, primero porque pensé que no me atrevería y segundo porque no tenía ni idea de por dónde empezar, pero dos años después aquí sigo y estoy contenta con lo que tengo. Me lo paso bien compartiendo opiniones y leyendo comentarios y respondiéndolos, sobre todo aquellos que veo interesados de verdad en la entrada. También me lo paso muy bien en Twitter y, más recientemente, en Instagram. He conocido gente afín a mí, con los mismos gustos y opiniones y ya solo por eso todo esto merece la pena. 

Tras dos años, puedo también decir que conozco cómo funciona el mundo Blogger en relación a la literatura. He visto cosas que me han gustado y otras que no me gustan tanto, pero tampoco es que yo, con mi pequeño blog, pueda hacer mucho para cambiarlas. De las cosas que me han gustado destacaría las lecturas conjuntas a través de redes sociales, de entre lo que no me gusta destaco las colaboraciones, las mentiras a la hora de reseñar, las triquiñuelas que se hacen por tener seguidores y las nefastas reseñas que sube gente a la que le regalan libros y que en teoría es apasionada de la literatura. Los temas negativos darían para una entrada aparte (que no sé si algún día subiré) y los positivos también, ojo, pero eso es meterse en otros berenjenales y hoy no he venido aquí para eso. 

¿Qué va a pasar ahora? Pues que me voy a tomar un descanso ¿Por qué? Estoy entre decepcionada, desilusionada y cansada. Decepcionada y desilusionada porque muchas veces no veo los resultados que me gustarían, cansada porque a veces no tengo ganas de reseñar lo que leo y tampoco quiero leer algo que no me gusta solo por subir algo. Dicho esto, lo más coherente conmigo misma es dejarlo. No sé si esto va a ser definitivo, quizá dentro de dos semanas me apetezca escribir como una loca y suba entrada, pero quizá ya no vuelva a subir nada hasta dentro de dos meses, un año o nunca más. El blog va seguir abierto porque hay entradas antiguas que, para mi sorpresa, siguen recibiendo visitas y ha sido trabajo que he hecho durante dos años, también voy a seguir activa por Twitter, Goodreads y por Instagram, porque lleva menos tiempo y trabajo y por ahí habló de todo (especialmente en Twitter). 

Ya solo me queda dar las gracias. Gracias a esos 352 suscriptores y a los que no lo son, pero han leído alguna de mis entradas, gracias por leerme (creí que no lo haría nadie) y por comentar. Gracias a los que llegaron por la iniciativa Seamos seguidores (de la que formé parte algún tiempo, cosa de la que me arrepentí tras ver que no era lo que quería) y a los que llegaron porque sí, gracias a todos, sois libres de desuscribiros o quedaros, puede que nos leamos dentro de un tiempo o puede que no, sea como sea os digo hasta pronto o hasta nunca.

4 comentarios:

  1. Yo me quedo aquí por si vuelves, que espero que así sea.

    Lo mejor que haces es tomarte un descanso si lo necesitas, porque el blog es un hobby no una obligación, y no tiene porqué convertirse en una

    ¡Un beso guapa, y espero que vuelvas pronto!

    ResponderEliminar
  2. Te echaremos de menos, pero aquí seguiremos cuando vuelvas. Un besote grande!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Justo hace unas semanas que mi blog cumplió los dos años jaja
    La verdad que tienes razón, llevar un blog es duro y ha habido veces que he pensado como tú. Por eso tienes razón en lo del descanso. Es mejor desconectar y cuando vuelvan a aparecer las ganas de escribir volver.
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  4. Ay, vaya. Acabo de descubrirte por la iniciativa International Blogs y veo que te vas :( Es una lástima, porque tu blog me ha gustado mucho...

    Por si acaso te sigo igualmente, por si decides volver algún día :)

    B

    ResponderEliminar